La cuesta de la Parrilla. Pan, tortilla, naranja y cachava de caramelo.

La cachava de caramelo de Confitería Guijarro y su papel en la tradición de la subida a la cuesta de La Parrilla

Muchos clientes cuando nos compran su cachava de caramelo para subir la cuesta de la La parrilla, nos preguntan el porqué de la tradición de subir a La Parrilla con el bocata de tortilla, la naranja y la cachava de caramelo.

Todos los 5 de febrero en La Parrilla se celebran las fiestas patronales en honor a San Francisco de San Miguel.

Ese mismo día en Tudela de Duero se celebra “la subida a la cuesta de La Parrilla” es algo que viene haciendo, según cuentan los más viejos del lugar, desde principios del siglo XX. En aquella época no había muchas diversiones y las fiestas patronales eran disfrutadas al máximo y era muy habitual acercarse a las fiestas de los pueblos cercanos. Es por esto que  la gente de Tudela acudía a las fiestas patronales de La Parrilla. Hay que tener en cuenta que en Tudela no es fiesta y que por lo tanto había, al igual que ahora, que trabajar.

cachava de caramelo

En febrero estamos en pleno invierno y suele hacer mucho frío, hay años que llueve e incluso nieva y además anochece pronto, por lo que los tudelanos intentaban llegar a La Parrilla antes de que anocheciera.

De Tudela de Duero a La Parrilla hay sólo 7,5 kilómetros, que se hacían andando o en carro, por lo que había que empezar el camino lo antes posible, así que en vez de comer en casa, salían pronto y se hacía un alto a mitad de camino para comer, poco a poco se fue haciendo un menú sencillo, económico y rápido de preparar, pan, tortilla (casi todo el mundo tenía gallinas), chorizo (de la matanza propia), una pieza de fruta y unos caramelos.

Con el tiempo, el “menú”, sin salirnos de estos ingredientes, evoluciona y los panaderos de Tudela le dan al pan una forma especial de media luna, donde encaja perfectamente la tortilla de chorizo y al abuelo Guijarro, que se establece en Tudela en 1924 se le ocurre hacer la cachava de caramelo de tres sabores, de limón (amarilla), de fresa (roja) o morada (violeta).

Ya hace muchos años que en Tudela de Duero se ha convertido en tradición subir a la cuesta de La Parrilla a comer la media luna de pan, con una tortilla de chorizo, una naranja y una cachava de caramelo.

Es algo muy simple, pero todos los tudelanos  tanto de nacimiento como de adopción lo esperamos todos los 5 de febrero.

Recuerda que si quieres comprar la cachava de caramelo original, la de siempre, lo puedes hacer en nuestra confitería, acercándote a la tienda, en la calle Cervantes, 3 de Tudela de Duero o en nuestra tienda Online, donde además puedes encontrar nuestro “lote nostalgia de Tudela de Duero” compuesto por dos cajas de pastas de té, “las de toda la vida” y diez cachavas de sabores surtidos (puedes elegir los que quieras) pensado especialmente para todos los tudelanos que están fuera y nos echan de menos.

1 comentario en “La cuesta de la Parrilla. Pan, tortilla, naranja y cachava de caramelo.

Deja un comentario

ATENCIÓN: Cerrado por vacaciones. Volvemos en septiembre. Descartar